Cómo los Ricos se Roban tu Dinero y Tú ni siquiera lo Notas

Robo a la Clase Media

← Ver Ep 02: Cuadrante de Flujo de Efectivo

Existe un ejercito invisible de gigantes a los que tú y yo pagamos dividendos de miles de millones de dólares cada año.

Es este ejercito quien está detrás de lo que Richard Buckminster Fuller llamó “El Gran Asalto Universal de Efectivo” (lo llamaremos GRUNCH por sus siglas en inglés) y fue traído a mi atención gracias a Robert Kiyosaki, a quien ya debes conocer.

Este ejercito se compone de un entramado de corporativo de dueños de un imperio invisible. Controlan el sistema financiero y crediticio del mundo.

¿Quienes lo lideran? Nadie lo sabe. Pero los gigantes del Grunch no inventaron nada, sino que se dedicaron a controlarlo todo.

¿Cómo nosotros, pequeños humanos, podemos hacerle frente a todo a este ejercito de gigantes?

Comprendiendo como funcionan los juegos de Grunch y las reglas y sistemas que utilizan. Pero antes de poder entender sus juegos debemos estudiar su historia.

Como dicen al principio de cada capítulo de una serie que estoy mirando en Netflix:

“Quién no conoce su historia está condenado a repetirla”

 

¿De dónde salieron estos gigantes?

El Origen de la Pobreza

Viajemos más de 30,000 años en el pasado al norte de China, mucho, mucho antes de las corporaciones.

En esta época existían monarcas que se diferenciaban de los ciudadanos comunes porque iban montados a caballo. Estos monarcas podían (y lo hacían) asignar vastos pedazos de tierra a sus, también montados a caballo, familiares y secuaces, quienes juntos cazaban en las tierras y las hacían cultivar por los granjeros de a pie, pagadores de diezmo e inquilinos.

Este gigante montado a caballo podía desviar tanto como quisiera de la productividad del granjero de a pie para su propio beneficio. También afirmaban—como lo hacen los chantajistas del siglo 21—que ellos eran dueños de la tierra en que el pastor pastoreaba sus ovejas o el granjero cultivaba.

No había una manera realista en que el pastor podía contradecir al tirano. Si no aceptaba su “protección”, cada noche varias de las ovejas del pastor desaparecían hasta que el tirano montado a caballo obtenía lo que quería.

El más poderoso de entre los líderes de los grupos de jinetes se convirtió en el emperador, quien recompenzaba a sus jinetes con tierra en proporción a las acciones que realizaban para él en cuanto al levantamiento de armas.

Muy pronto estos terratenientes comenzaron a expandir su territorio más allá de los Himalayas hacia Mongolia y luego hacia Europa.

De Barcos y Banqueros

Miles de años después de que estos tiranos reclamaran propiedad sobre la tierra, un nuevo tipo de hacedor-de-riquezas tuvo lugar con la invención y desarrollo de barcos enormes que podían atravesar mares cargados de fortunas para el comercio.

El barco era una herramienta, pero no una herramienta elaborada por un hombre, sino una herramienta industrial, producible en masa y operable únicamente por una gran cantidad de trabajadores altamente cualificados.

La construcción y armado de estas naves y la producción de materiales para construirlos, tanto como la comida y otras necesidades de los trabajadores, requerían la acumulación de enormes sumas de riqueza. Y los emprendedores de los barcos mercantes a menudo recurrían a banqueros para costear los gastos de la expedición.

En esta época el ganado era lo que se utilizaba como garantía para los prestamos de oro, plata y cobre de un banquero.

Cuando un viaje era completado satisfactoriamente, los emprendedores repagaban sus prestamos, y los intereses del banquero eran pagados con los terneros que habían sido producidos por el ganado de la garantía.

Eventualmente los bancos eliminaron el ganado como garantía y comenzaron a tratar solo con oro o plata. No habían monedas de oro siendo criadas como los terneros del ganado, así que el interés del banquero era deducido de la garantía original, disminuyendo la equidad del prestatario.

El Hombre Corporativo

Como consecuencia de estos precedentes, muchos siglos después, nuevos gigantes legalmente ideados—”legalmente” porque el jinete-tirano rey decretaba que era legal—y más poderosos aparecieron en la tierra.

Este nuevo gigante corporativo, abstracto, gozaba de los más favorecidos privilegios otorgados a humanos reales.

El “hombre corporativo” es creado en 1390 en Inglaterra.

El nombre del primero fue “Society of Merchant Venturers” (Sociedad de Aventureros Mercantiles). Este “hombre” compuesto estaba conformado por el Rey de Inglaterra y un pequeño grupo de sus más poderosos amigos, quienes gobernaban sobre las tierras que habían sido asignadas por su rey.

Por comando real, estas sociedades de riesgo no podían ser consideradas responsables por ninguna perdida que surgiera del emprendimiento. Con esta responsabilidad limitada, las personas podían demandar a la compañía pero no a los individuos de esta.

Si el emprendimiento fallaba y se declaraba en quiebra, sus accionistas perdían su dinero invertido pero no podían ser considerados responsables de ninguna forma por sus deudas.

Naturalmente, esta ventaja de responsabilidad limitada, otorgada por decreto real, fomentó la expansión de estos emprendimientos.

Srl, Ltd, Inc.

En el año 1600, por mano de la Reina Isabel y su entusiasmo por estos emprendimientos marítimos, nace un nuevo gigante abstracto legal conocido más adelante por sus siglas Srl (Sociedad de responsabilidad limitada, Ltd en Inglaterra, Inc. en Estados Unidos).

Este nuevo gigante era para ser tratado como una personalidad humana, autorizado para hacer cualquier cosa que los humanos pudiera hacer, pero también acreditable para operar como una entidad abstracta pudiendo entrar y sair de cualquier nación sin un pasaporte.

Como tal, era capaz de emplear a millones de personas y cualquier cantidad de dinero, herramientas, edificios y equipamiento para realizar sus actos de gigante en cualquier lugar del mundo exclusivamente para el beneficio perpetuo de sus accionistas.

Naturalmente ser accionista de una Ltd. se volvió cada vez más atractivo como inversión. Pero pronto, nuevos términos se crearon y el dinero necesario para participar creció más allá de las posibilidades de todos excepto los más adinerados.

Segunda Guerra Mundial, el Saber Invisible Srl.

Años después, la Constitución de Estados Unidos y luego la Suprema corte de justicia decidió conceder a estas corporaciones todos los privilegios y protecciones concedidos a sus ciudadanos humanos, incluyendo los mismos derechos de libertad de expresión.

Estos “seres” abstractos de responsabilidad limitada no necesitaban pasaportes para pasar por las fronteras, así fue que luego de la Segunda Guerra Mundial, las 500 compañías más grandes de Estados Unidos se volvieron “supranacionales”, llevándose con ellas los controles legales que habían nacido en la industria americana y todo su “know-how”.

Este know-how que había sido pago por los ciudadanos de EEUU mediante los impuestos de guerra. Entre ellos el proyecto Manhattan y el programa espacial ahora eran propiedad privada de estas grandes corporaciones.

Mientras algunos de nosotros culpamos a EEUU de muchas de las desgracias del mundo, en realidad son los gigantes del GRUNCH quienes están detrás, pero se les hace muy fácil engañar al mundo y echarle la culpa a los ciudadanos americanos.

Todas las fábricas industriales del país y sus respectivas tierras, así como el 90% de todo lo que produce riqueza física ya se ha convertido o está a punto de convertirse en propiedad de estas corporaciones invisibles. Muchas de las grandes fábricas y espectaculares edificios del país son propiedad de banqueros japoneses y billonarios del petróleo árabes. Hasta Kuwait es dueño de una gran isla de Carolina del Sur.

Este nuevo gigante sin riesgo tiene el monopolio sobre el “know-how”, la riqueza, investigación, desarrollo, producción y distribución por un valor de, por lo menos, 20,000 billones de dólares.

El gigante controla cuatro quintos de los activos financiables del planeta, 1,000 billones de dólares de sus activos existen en lingotes de oro.

El corporativo supranacional GRUNCH controla la vida de dos tercios de la humanidad.

¿De qué maneras nos roban?

El Asalto en la Educación

¿Alguna ves te preguntaste quien controla la educación? O ¿Cuándo y dónde se originó el sistema educativo actual? O ¿Quién determina lo que se enseña en las escuelas y universidades?

Es en el siglo 18 donde surge la educación actual. El rey Federico I buscaba crear súbditos mansos y obedientes para la guerra. Estaba convencido que un ejército bien disciplinado, que fuera capaz de acatar órdenes rápidamente generaría una enorme ventaja sobre sus enemigos.

Es de este modelo de donde copiamos a la escuela actual. Las calificaciones; los exámenes; el sistema de castigos y premios. Se premia la competencia y la colaboración es considerada “hacer trampa”.

Los gigantes del GRUNCH expandieron este modelo por todo el mundo disfrazado bajo la bandera de la “libertad”.

En 1903 John D. Rockefeller (industrial del petróleo) fundó el Consejo General de Educación en EEUU. Al mismo tiempo, Andrew Carnegie, creó la Fundanción para el Avance de la enseñanza.

En aquel momento se generó mucha controversia, pero lo cierto es que Rockefeller y Carnegie lo hicieron para secuestrar el sistema educativo.

Mediante estás organizaciones lograron influir en la agenda educativa estadounidense y decidir lo que se les enseñaría a los estudiantes, y así obtener un mayor control sobre el pueblo y la riqueza estadounidense.

El Consejo General de Rockefeller proclamó que sacaría a los jóvenes de la Era Agraria y los prepararía para la Era Industrial. Y exactamente eso fue lo que pasó.

En el pasado estaba prohibido enseñarla a los esclavos a leer y escribir ya que al carecer de educación siempre seguirían siendo esclavos y pobres.

En el presente se enseña lo suficiente como para crear una clase media amplia que incluya trabajadores, gerentes, profesionales, soldados, etc.

Dicho de otra manera: crear consumidores, pagadores de impuestos y empleados.

El propósito de la educación moderna no es ayudarnos a ser ricos, mucho menos libres.

Esta es una de las razones por las que no se nos enseña nada sobre el dinero y finanzas en las escuelas.

Dependencia del Gobierno

Una de las lecciones más conocidas de la Biblia es:

“Dale un pescado a un hombre y comerá por un día. Enséñale a pescar y comerá toda la vida”

¿La has escuchado? ¿Tu crees que nos enseñan a pescar?

En todos los países del mundo existe algún tipo de seguridad social, un tipo de fondo al que uno aporta dinero durante toda su vida para que luego, al retirarse, el gobierno les paga un “salario” mensual de acuerdo a lo que hayan aportado a seguridad social.

Cupones alimenticios, subvenciones, el sistema de salud, son otras formas mediante las cuales el gobierno genera dependencia por parte de los ciudadanos.

Si observas a tu al rededor notarás que cada día hay más gente que no podría sobrevivir sin estos programas del gobierno.

El Poder de los Salarios

“El cheque de nómina es una de las herramientas más poderosas que ha creado el hombre. La persona que lo firma tiene la capacidad de esclavizar el cuerpo, la mente y el alma de la otra persona. Cuando se abolió la esclavitud, los ricos crearon los cheques de nómina.”
—Padre Rico, Robert Kiyosaki

El Asalto a Través del Ahorro

Si eres millennial (naciste en los 80 o 90) probablemente habrás escuchado a tus padres hablar de la importancia de depositar el dinero en una cuenta de ahorros.

Lo que seguro que no sabías es que esto es muy parecido a pagarle el diezmo a los gigantes del GRUNCH.

Si tienes una cuenta de ahorros tu riqueza está siendo robada mediante un mecanismo llamado “sistema de reserva fraccionaria” y es la manera en que los bancos ganan dinero.

Básicamente significa que cada vez que depositas dinero, el banco puede prestarle a otra persona un múltiplo de tu dinero.

Para hacer la matemática sencilla veamos un ejemplo con una reserva fraccionaria de 10.

Si depositas 10 dólares en el banco, este puede dar un préstamo de 100 dólares a otra persona.

Tus 10 dólares son perdidas para el banco porque tiene que pagarte intereses. Pero el préstamo que realiza con tu depósito es el activo del banco.

Imagina que el banco te paga 5% de intereses sobre tus ahorros (en general es bastante menos, de 1-3%). Cuando los bancos prestan TU dinero cobran entre un 10% y 50% de interés por permitir que otras personas usen TU dinero.

Esto significa que el banco te paga 5% = 50 centavos al año por tu 10 dólares.

Y si cobra 10% de interés sobre los 100 dólares que presta, el banco gana 10 dólares.

Entonces el banco te paga 50 centavos, pero gracias a tus 10 dólares ellos ganan 10 dólares. Claro que este ejemplo está muy simplificado en cuanto a las cifras, pero así funciona el juego.

Te estarás preguntando ¿Cómo me afecta esto a mi?

Mediante la devaluación. Cuando el banco presta 100 dólares gracias a tus ahorros, lo que está haciendo es crear dinero de la nada. Esos 100 dólares no existían antes, y ahora si. Hay 100 dólares nuevos en el mercado, el valor del dólar baja y tu poder de compra disminuye.

A esto se le conoce como inflación, y es lo que provoca que la vida sea cada vez más difícil para millones de personas ya que todo se vuelve más caro.

Cada vez que el banco presta dinero, tus ahorros valen menos (y tus ingresos también). Y el banco está prestando dinero todo el tiempo.

¿Qué puedes hacer?

Lo que estás haciendo ahora. Edúcate finacieramente.

“Las palabras son las más poderosas herramientas creadas por el hombre”
—R. Buckminster Fuller

“La diferencia entre los ricos y la clase media, la hacen las palabras que usan. No conocen el lenguaje financiero y por eso trabajan para obtener dinero en lugar de hacer que el dinero trabaje para ellos”
—Padre Rico, Robert Kiyosaki

Olvídate de palabras cómo ahorro, empleo seguro, salario, o invertir a largo plazo.

Comienza a utilizar palabras como deuda, empleador, ingreso exento, empresario, flujo de dinero.

Aprende más sobre los juegos del GRUNCH.

Aprende a crear activos que lleven dinero a tu bolsillo, mantengan tu poder de compra y contribuyan a crear riqueza.

Aprende a utilizar la deuda, en lugar de tu propio dinero (ahorros), para adquirir estos activos.

Edúcate por sobre todas las cosas.

Todo esto lo iremos viendo poco a poco en próximos episodios de #LibertadFinanciera.

Pero de la misma forma que decimos nunca dependas de una sola fuente de ingresos, nunca dependas de una sola fuente de información.

Busca tus oportunidades, acude a seminarios, rodéate de personas que estén en el mismo camino o personas que estén donde tu quieres estar algún día.

Libro de Robert Kiyosaki

¿Sabías que el Director de empresas promedio en Estados Unidos lee unos 16 libros por año? ¿Cuantos llevas tu este año?

He leído este libro y por eso lo recomiendo.

Segunda Oportunidad

Si te gustó el libro entonces podrás continuar ampliando tu mente con Segunda Oportunidad de Robert Kiyosaki donde Robert explica en detalle como funciona el mundo de los ricos, como la deuda buena es el nuevo dinero y los activos son más importantes que nunca.

Kiyosaki, te presenta una guía para entender cómo el pasado moldea tu futuro y cómo puedes utilizar las herramientas de la Era de la Información para regalarte un nuevo comienzo.

Con este libro aprenderás a tomar decisiones inteligentes acerca de tu dinero, así como los peligros y las oportunidades de la crisis financiera global.

¿Qué pensás de todo esto? ¿Te sirvió para algo?

Suscribete a la Serie

#LibertadFinanciera

Respetamos tu privacidad